Mandil de soldador

Como soldador profesional debes protegerte con ropa adecuada al desempeñar tu trabajo. Un elemento imprescindible es el delantal de cuero para protegete del calor y de las posibles chispas y virutas de material que saltan debido a las altas temperaturas de las soldaduras.

El uso de un mandil para soldar apropiado hará que te sientas seguro y protegido en tu trabajo, con el que sabes que nada puede llegar a dañarte físicamente.

Qué debe tener un buen mandil para soldar

El empleo del mandil de soldador puede variar de acuerdo a la actividad a realizar, bien sea para proteger tu ropa de trabajo para soldadores y evitar su deterioro o protegerte firmemente en eventos que resulten más riesgosos.

Hay soldadores que cometen el error de usar cualquier mandil para soldar, sin prestar atención al material del que están confeccionados, lo que lejos de brindar protección representan un gran peligro.

El material indicado en la confección de los delantales para soldadura es el cuero de primera calidad y homologados para soldadura según la norma EN ISO 11611.

El cuero con el que está hecho un delantal de soldador viene reforzado y es de un grosor considerable para poder actuar como escudo. Elaborado bajo estrictas normativas de seguridad es uno de los mandiles más fuertes y resistentes de la industria.

Como cuidar mi delantal para soldar

Un delantal de cuero para soldar no debe lavarse. Es importante resguardarlos de la humedad, ya que si el material se suda o se moja y coincide con un alto nivel de oxígeno en el aire, sus propiedades de protección contra llamas o arco eléctrico disminuye.

Además de delantal de cuero para soldar, en nuestra tienda tenemos: